Jimmie Johnson ganó en Charlotte y avanza a la ronda de los 8 en el Chase

Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
CHARLOTTE, NC - Octubre 09: Jimmie Johnson, #48 Lowe's Chevrolet, NASCAR Sprint Cup Series Bank of America 500 en Charlotte Motor Speedway on Octubre 9, 2016. (Photo by Jared C. Tilton/NASCAR via Getty Images)

CHARLOTTE, NC – Octubre 09: Jimmie Johnson, #48 Lowe’s Chevrolet, NASCAR Sprint Cup Series Bank of America 500 en Charlotte Motor Speedway on Octubre 9, 2016. (Photo by Jared C. Tilton/NASCAR via Getty Images)

CONCORD, North Carolina – Tras la victoria en el Charlotte Motor Speedway, Jimmie Johnson pudo decir con confianza: “estamos de vuelta”.

Sin embargo, para otros cinco pilotos del Chase por la NASCAR Sprint Cup que terminaron más allá del puesto 30, la Bank of America 500, fue una jornada que los dejó muy mal parados camino al campeonato.

Johnson recuperó el 1er. puesto tras el reincido en la vuelta 317 de las 334, al adelantar al Toyota No. 20 de Joe Gibbs Racing, y a partir de entonces encaminó al Chevrolet No. 48 a Victory Lane por tercera vez en la temporada, la 8va. en Charlotte y la 78 de su carrera en la Sprint Cup.

El premio mayor fue el boleto para la Ronda de los 8 en el Chase por la Sprint Cup, algo que nunca había logrado bajo el formato actual y lo que le permitirá ir sin presión a Kansas y Talladega.

“Esto es grande”, dijo Johnson, quien lideró 155 vueltas para romper una racha de 23 fechas sin victorias, la más larga de su carrera. “Estoy feliz por poder estar en Victory Lane con (el Jefe de Equipo) Chad Knaus. “Somos una hermandad en el equipo No. 48 por lo que estoy muy agradecido por el gran trabajo que hacen todos en Hendrick Motorsports. Esto lo vamos a disfrutar mucho”.

Kasey Kahne terminó 3ro., seguido de Ryan Newman y Kyle Larson para completar el Top 5.

Para Kevin Harvick, el campeón de la Sprint Cup 2014, Joey Logano, Chase Elliott, Austin Dillon y Denny Hamlin, la carrera en Charlotte fue un verdadero desastre.

Logano sufrió una llanta pinchada en la vuelta 117 y luego chocó contra el muro exterior en la vuelta 155, por lo que el Ford No. 22 sufrió graves daños y perdió 78 vueltas mientas era reparado en el garaje, por lo que terminó en el puesto 36.

“Primero fue la (llanta) delantera izquierda y luego la derecha”, dijo Logano. “Una vez que chocas contra el muro, se pierde toda la geometría del auto .. Es duro cuando eso pasa, pero por lo menos estoy contento porque yo estoy bien … Teníamos un auto rápido, capaz de ganar la carrera y estuvimos en el Top 10, incluso en 3er. lugar, así que me siento bien por eso, pero en las carreras pasan estas cosas, son parte de la competencia”.

Antes del impacto de Logano contra el muro exterior, el Chevrolet No. 4 de Harvick perdió el poder del motor y se tuvo que retirar, por lo que terminó en el puesto 38.

“De pronto se apago y no teníamos ninguna presión del aceite”, explicó. “Definitivamente no fue un problema del poder de la batería. Odio que nos haya pasado esto. El equipo Busch hizo un gran trabajo con los ajustes del auto y estábamos donde necesitábamos estar para correr al frente. Todo estaba bien, pero a veces las cosas salen mal … como hoy”.

La jornada se complicó aún más para otros pilotos del Chase con un accidente en el reinicio de la vuelta 259, en el que se vieron involucrados 12 autos, incluyendo los de Austin Dillon y Chase Elliott, cuando el No. 3 de Dillon perdió el control tras hacer contacto con el Toyota No. 78 de Martin Truex Jr.

“Traté de darle un impulso”, dijo Truex Jr. en tono de disculpa. “pero lo hice girar como un idiota”.

Dillon perdió el control de inmediato y chocó violentamente contra el muro exterior.

“Estoy bien”, dijo Dillon tras salir de la revisión médica. “Pero esto es terrible. Ahora tendremos que trabajar extra en las próximas semanas para tratar de recuperar los puntos. Creí que metí la 3ra. a tiempo, pero en seguida sentí el golpe por atrás y ya estaba sobre la hierba.

“En parte fue porque solo cambiamos dos llantas (en la parada a pits) y uno siempre queda en riesgo … no patiné cuando metí 3ra., pero enseguida sentí el golpe… ahora nos tenemos que concentrar en las próximas dos semanas”, agregó.

Tras Dillon, Elliott perdió el control luego de que el Toyota No. 18 de Kyle Busch lo alcanzara también desde atrás y chocó contra el muro exterior. Ambos autos sufrieron graves daños. El Chevrolet No. 24 de Elliott se tuvo que retirar y terminó 33ro., pero el No. 18 de Busch pudo recuperarse y terminar 6to.

“Teníamos un gran auto y estoy decepcionado. El equipo no se merecía esto”, dijo Elliott, quien había liderado 103 vueltas antes del accidente. “Me dieron un Chevy 3M muy rápido y eso es todo lo que uno puede pedir. Ahora tenemos que trabajar duro para las próximas dos semanas”.

Hamlin iba 2do. cuando estalló el motor del Toyota No. 11 y terminó 30mo., pero quedó en el 8vo. puesto de la Clasificación del Chase, por lo que todavía tiene esperanzas para avanzar en las próximas dos carreras.

Sin embargo, está a 16 puntos de Truex Jr., quien quedó 7mo. en la clasificación, por lo que cinco pilotos pelearán por el 8vo. puesto en las próximas dos carreras.

Con una victoria, cualquiera dará un paso más hacia el campeonato.

Formado como tecnólogo, mi verdadera pasión son los motores y la velocidad.